Dolor de cuello o Cervicalgia

¿Qué es el dolor de cuello?

El dolor de cuello, es también diagnosticado como cervicalgia. Etimológicamente, el significado de cervicalgia es algia cervical, o lo que es lo mismo, dolor cervical.

Cuando hablamos de dolor cervical nos referimos a la zona del cuerpo que va desde los hombros hasta la base del cráneo.

Las causas del dolor de cuello pueden ser múltiples y además pueden provenir de diferentes estructuras que van a terminar manifestándose con este dolor cervical. Este dolor en muchos casos puede llegar a limitar la movilidad cervical, además puede venir acompañado de dolor de cabeza, vértigo, falta de fuerza y parestesias  (sensación de hormigueo o pinchazos) en nuestros brazos y manos.


¿Sabías que… el dolor cervical es una de las causas más comunes de consulta médica?

Dos de cada tres personas experimentarán este tipo de dolor en algún momento de sus vidas. Se está observando que en los últimos años hay una mayor cantidad de jóvenes que se queja de dolor cervical. Una de las causas puede ser el uso del móvil, la falta de actividad física y  también el exceso de peso en las mochilas escolares.


Causas de la Cervicalgia

Existen factores de riesgo que van a predisponer a que podamos presentar dolor de cuello.

El más importante sería las malas posturas que adoptamos en nuestro puesto de trabajo: mantener una postura forzada durante mucho tiempo, por ejemplo; las personas que trabajan muchas horas frente a un ordenador; los operarios que en su trabajo tiene que estar flexionando la cabeza hacia abajo o estudiar  muchas horas sin usar un atril.

Además, la llegada a nuestras vidas de las nuevas tecnologías ha hecho que en algunos casos abusemos del tiempo que dedicamos a su uso. La utilización del móvil nos lleva a posturas forzadas sobre todo cuando caminamos. El peso de la cabeza es aproximadamente 5 kg, y mientras más ángulo de flexión tengamos, más peso tiene que soportar la columna cervical. Con 60º de flexión nuestra cabeza aumenta su peso considerablemente, llegando a pesar  hasta 27 kg.

Cargar peso de manera inadecuada o el sobreúso de los brazos en nuestro puesto de trabajo también pueden desencadenar dolor de cuello.

El estrés y la ansiedad, van a provocar un aumento de tensión muscular pudiendo desencadenar el problema.

Hay  múltiples razones por las que se desencadena un dolor cervical, todo y que anteriormente hemos mencionado alguna de ellas, necesitamos hacer un buen diagnóstico diferencial para saber aplicar el tratamiento adecuado para cada caso.

En nuestra anamnesis debemos tener muy en cuenta estas posibles causas.

  • Un desequilibrio muscular puede provocar una debilidad o una sobrecarga muscular y producir el dolor.
  • Un patrón respiratorio alto va a hacer que utilicemos una musculatura que no es la adecuada y acabará provocando dolencias cervicales a largo plazo.
  • Problemas estructurales a nivel cervical como hernias discales, fracturas, inestabilidad ligamentaria, mal posicionamiento o rigidez vertebral… pueden predisponer  a sufrir dolor de cuello.
  • El mal funcionamiento de otras estructuras del cuerpo próximas a la región cervical puede repercutir y generar una alteración del funcionamiento del cuello y, por tanto, favorecer el dolor.

En Balanzé realizamos la historia clínica, recopilando información sobre el tipo de dolor, factores de riesgo, antecedentes personales y familiares. Además, realizamos una exploración física observando la movilidad cervical, el tono muscular, e integramos la valoración neurológica. En muchos casos se requiere de pruebas de imágenes como las radiografías, TAC o resonancia magnética. En algunos casos será necesario un EMG (electromiografía), para valorar el estado de los nervios y el grado de afectación de estos.

Tipos de Cervicalgia

Podemos clasificar el dolor cervical en tres tipos:

  1. Mecánica:
    • Aguda (tortícolis): dolor que aparece de repente, es intenso, limitante y suele estar causado por movimientos bruscos o forzados.
    • Subaguda: dolor de origen lento, es moderado y puede durar días o semanas.
    • Crónica: ocurre cuando el dolor permanece en el tiempo y dura más de 3 meses. El dolor suele ser moderado y persistente, con limitación moderada de la movilidad del cuello.
  2. Postraumática (latigazo cervical):
    Normalmente provocada por una flexión y extensión brusca del cuello. Esto provoca una tensión excesiva que se genera en toda la zona cervical y los músculos del cuello que desencadena fuertes dolores en el cuello, hombros y cabeza. Es muy frecuente después de sufrir  un accidente de tráfico. En la práctica de  deportes de contacto: (rugby, fútbol americano; etc.). Normalmente por un golpe por detrás, nos provocan un movimiento de cuello que provoca el latigazo cervical. También después de sufrir  una caída.
  3. Degenerativa:
    Artrosis, Artritis, hernia discal
    , etc. por desgaste de las vértebras cervicales.
Terapia manual para la inhibición de musculatura suboccipital
Terapia manual para la inhibición de musculatura suboccipital
Aplicación de Diatermia (Winback) en contractura muscular de cervicalgia
Aplicación de Diatermia (Winback) en contractura muscular

Tratamiento para el dolor de cuello

Normalmente, el médico de familia recetará el uso de analgésicos y antiinflamatorios como el paracetamol o el ibuprofeno. En casos de dolor más intenso se pueden prescribir  relajantes musculares. Incluso la utilización de collarín blando, pero siempre bajo indicación y seguimiento del especialista.

Los  tratamientos de fisioterapia son una opción que nos proporciona resultados excelentes desde la primera sesión. En Balanzé somos especialistas en el tratamiento del dolor de cuello, enfocando el tratamiento de esta patología de manera holística. En nuestras sesiones aplicamos técnicas de terapia manual, osteopatía, técnicas fasciales, masoterapia, estiramientos… Además de utilizar esta batería de técnicas más conservadoras, en Balanzé contamos con la ayuda de la más avanzada tecnología y aplicamos tratamientos con diatermia Winback, podemos realizar técnicas de fisioterapia invasiva como la NMP (neuro modulación percutánea) siempre de manera ecoguiada. Estas técnicas novedosas unidas al tratamiento más conservador y con el buen hacer de las manos y la experiencia de nuestros fisioterapeutas son la clave del éxito de nuestras terapias.

No obstante, no podemos dejar de lado la importancia que va a tener en la correcta recuperación de nuestros pacientes el ejercicio físico. Por ello en Balanzé contamos con un espacio de trabajo corporal, en nuestras clases de Espalda Sana enseñamos a los pacientes a efectuar ejercicios terapéuticos específicos y beneficiosos para su dolor.

Además, revisaremos los hábitos de nuestro paciente y aconsejaremos sobre cómo hacer para descansar de manera correcta, para cargar el peso sin dolor, mejoraremos la postura de trabajo y derivaremos a otros profesionales  si fuera el caso. Por ejemplo, una persona que tenga bruxismo y dolor de cuello debería visitar al odontólogo además del fisioterapeuta. O una persona con mucho estrés, debería realizar sesiones de relajación o visitar al psicólogo para gestionar su estrés y así disminuir la tensión muscular y el dolor.

Conclusión:

Espero que hayas sacado algo en claro, y que después de leerme por lo menos tengas en cuenta las posturas que adoptas en tu trabajo o cuando usas el móvil y así evitemos la aparición del dolor de cuello. Aunque, si en algún momento de tu vida sufres de cervicalgia,  ya sabes que en Balanzé contamos con todas las herramientas para ayudarte.

Si te ha gustado el post y crees que le puede ayudar a alguien, no dudes en compartirlo.


Deja tu comentario