La fisioterapia en el embarazo

Embarazo y fisioterapia

En la vida hay muchos momentos especiales para la mujer y uno de ellos es el embarazo, la etapa en la que se espera a un hijo. Es una etapa en la que el cuerpo de la mujer está trabajando a máxima potencia para que eso suceda. ¿No os parece asombroso?

Este proceso, de 9 meses o 40 semanas de duración aproximadamente, requiere multitud de cambios físicos que, en algunas ocasiones van a provocar molestias o dolores. Clásicamente se ha dicho que son procesos normales y, por lo tanto, se asume que la mujer debe aguantar el dolor. Pero, y si te digo que no tiene por qué ser así. Desde la fisioterapia y la osteopatía contamos con técnicas manuales que ayudan a la mujer a disminuir o aliviar su dolor, permitiéndole disfrutar plenamente de su embarazo.



¿Desmontamos mitos?

Os voy a contar cuáles son las molestias más comunes durante el embarazo según los diferentes trimestres y cómo desde la fisioterapia y Osteopatía, con técnicas manuales, agradables e inocuas para el feto, podemos hacer que el dolor disminuya o desaparezca.

Durante la gestación se van a dar una serie de cambios fisiológicos que afectarán a la estructura y a la biomecánica de la mujer, que son los siguientes:

  1. El centro de gravedad se desplaza hacia delante y para compensar esto se da un aumento de las curvas fisiológicas de nuestra columna. Ello unido al aumento de peso del útero puede provocar Lumbalgia y Ciática.
    Además, y con la evolución del embarazo, se va a dar un desequilibrio entre la musculatura lumbar y abdominal evidente, (debido a la debilidad abdominal obvia) que unido a un aumento de laxitud del tejido conectivo van a favorecer la aparición del dolor lumbar.
  2. Se da un aumento de la afluencia circulatoria hacia los órganos pélvicos, pero no siempre hay un buen retorno venoso. Además, el feto va a provocar una compresión en los plexos venosos, lo que favorecerá la aparición de hemorroides y varices vulvares.
  3. Cambios hormonales. Aumenta la producción de Relaxina, lo que dará mayor movilidad a la pelvis.
  4. Alteraciones gastrointestinales. Existe una tendencia al estreñimiento por el efecto inhibitorio de la progesterona. Además, el estómago y los intestinos se desplazan para dejar espacio al feto. Este cambio de posicionamiento visceral hace que se disminuya la motilidad intestinal, favoreciendo también el estreñimiento. Este cambio hace que el estómago tarde más en hacer la digestión, provocando náuseas y vómitos (aunque aquí también juegan un papel importante el cambio hormonal). Aparece con facilidad reflujo, por aumento de la presión intra-abdominal, que será más evidente cuanto mayor sea el crecimiento del útero.
  5. El riñón aumenta de tamaño y hay un mayor número de micciones (veces que vas a hacer pis). Esto se debe a un aumento de la vascularización y a una disminución de la capacidad vesical producida por el crecimiento fetal.
  6. Incontinencia en el embarazo. El peso adicional unido a la posición del feto van a provocar una debilidad de la musculatura del suelo pélvico y, por tanto, una menor capacidad de control.
  7. Retención de líquidos que, hace que a veces se nos hinchen los pies. Las piernas se notan cansadas y entumecidas.

Estos cambios son los más frecuentes. Existen particularidades y en cada mujer se dan unos u otros, con más o menos intensidad, con más o menos molestias.

Desde la Fisioterapia y la Osteopatía podemos ayudar a la embarazada a mitigar sus molestias, a hacer que se sienta mejor y que viva su embarazo disfrutando cada cambio, cada etapa, cada trimestre.

Sesión fisioterapéutica durante el embarazo
Sesión de fisioterapia durante el embarazo.
Sesión de fisioterapia para mujeres embarazadas
Esther Navarro con una de sus pacientes embarazadas.

Cómo es una sesión de Fisioterapia y Osteopatía en el embarazo

Cuando una embarazada acude a Balanzé con algún tipo de molestia, nuestra prioridad es hacer que se sienta bien y confíe en nuestra larga experiencia profesional en el tratamiento del embarazo, para hacer que su dolor desaparezca.

  • Buscamos unas posturas cómodas durante el tratamiento, adaptándonos a cada mujer y a su periodo de gestación.
  • Realizamos técnicas de Osteopatía combinadas con técnicas de terapia manual específicas encaminadas a disminuir los dolores musculares y músculo esqueléticos. (Todos los dolores de espalda) Las ciáticas, los dolores abdominales bajos, la pesadez pélvica, la tracción inguinal, las neuropatias de compresión…
  • Ayudamos a relajar el diafragma y enseñamos ejercicios de respiración que nos van a facilitar la movilidad intestinal, mejorando el reflujo y el estreñimiento.
  • Ayudamos a la retención de líquidos con masajes de drenaje linfático o con masajes para favorecer el retorno venoso.
  • Realizamos ejercicios específicos de movilidad pélvica y ejercicios de propiocepción con tronco para mejorar la postura y tonificar espalda y abdomen.
  • Utilizamos vendajes neuromusculares para aliviar tensiones y dolores pélvicos bajos y lumbares producidos por el aumento de tamaño del feto.
  • Le damos a la mujer una serie de consejos básicos para mantener una buena salud durante esta etapa.
  • Y cuando se acerca el momento del parto enseñamos a la mujer el masaje perineal y ejercicios específicos para la salud del suelo pélvico.

Conclusión

Se trata de acompañar a la mujer durante todas las etapas de su embarazo. Nuestro consejo es realizar un tratamiento de Fisioterapia y Osteopatía en cada trimestre. O siempre que aparezca algún dolor. Nuestro lema es: No es normal que duela. Así que, no lo dudes: ante cualquier molestia, acude a tu fisioterapeuta de confianza y disfruta de tu embarazo sin dolor.

Y luego, cuando nazca tu bebé, también estaremos ahí para ayudarte. Todo lo que puede hacer por ti la Fisioterapia y la Osteopatía después del parto te lo cuento en la siguiente entrada del blog. 😉


Si te ha gustado el post y crees que puede ser beneficioso para alguien, puedes compartirlo en RRSS.  Y si tienes alguna amiga o familiar embarazada, no dudes en compartir con ella esta información. Le estarás haciendo un regalazo.

Deja tu comentario