Diástasis Abdominal Post Parto

¿Qué es la Diástasis Abdominal Post Parto? ¿Por qué aparece? Y ¿cómo solucionarla?. Son algunas de las preguntas que voy a intentar responder a lo largo de este post.

Qué es la Diástasis abdominal

El embarazo supone una gran cantidad de cambios fisiológicos en la mujer, y uno de ellos es la Diástasis Abdominal. Se le llama así a la separación fisiológica, es decir, normal, de los rectos abdominales (los rectos abdominales son los músculos de la pared abdominal que van desde el esternón hasta el pubis). Esta separación es necesaria para permitir que el útero avance y así ampliar el espacio que necesita el bebé.

El cambio hormonal que se produce durante el embarazo facilita esta separación. Aumenta la producción de elastina y se da una alteración en la composición del colágeno, favoreciendo así el estiramiento de los tejidos durante el embarazo y lógicamente a la Diástasis.

Causas de la Diástasis

Lo ideal seria que tras el parto todo volviera a su sitio, y esa separación entre los rectos desapareciese, pero no siempre ocurre así. Existen factores que predisponen a la Diástasis:

  • Cuando el bebé es muy grande.
  • En embarazos múltiples.
  • Cuando la mujer tiene poco tono muscular.
  • Si el parto ha sido largo y con mucho pujo.
  • En caso de cesárea también hay posibilidad de que el tejido se debilite debido a la presencia de la cicatriz.

Aunque para muchas mujeres supone principalmente un problema estético, no olvidemos que también es un problema funcional, puesto que la musculatura abdominal, junto con la musculatura del suelo pélvico, tienen un papel fundamental en la estabilización del trono y en la sujeción visceral.

Síntomas de la Diástasis

Ahora bien, os voy a enumerar una serie de síntomas que nos pueden poner en alerta y hacernos sospechar de que tal vez podamos tener Diástasis abdominal.

  • Barriga flácida: Podemos notar que la barriga está muy blanda, por falta de tono muscular. Y que cuando nos incorporamos sobresale como una especie de bulto.
  • Dolor lumbar o pélvico: Si existe la Diástasis, habrá debilidad muscular, perderemos estabilidad en el tronco, provocando una alteración de la postura y la mecánica de movimiento, y por tanto aparecerá dolor lumbar.
  • Inflamación abdominal y malas digestiones: La falta de sostén muscular va a provocar una alteración en la posición y en la función de los órganos digestivos, dando lugar a la aparición de gases, malas digestiones e incluso estreñimiento.
  • Hernia umbilical o abdominal: Si no existe una pared abdominal competente, hay más riesgo a la aparición de una hernia.
  • Dolor abdominal: A veces aparecen puntos de dolor como consecuencia de la distensión muscular.
  • Disfunciones de suelo pélvico: Los abdominales junto con el diafragma, la musculatura lumbar y el suelo pélvico forman parte de un equipo de trabajo. Si alguno de los componentes de este equipo falla, va a repercutir en los demás. Esta caja abdomino-lumbopélvica se encarga de gestionar las presiones dentro del abdomen. La Diástasis va a provocar cambios en la postura, por lo tanto cambios en la gestión de las presiones, haciendo que el suelo pélvico reciba mayor presión, y con el tiempo puede acabar cediendo y debilitándose. De ahí que en muchas ocasiones se desencadene también una incontinencia urinaria o un prolapso.

Por todo esto es muy importante que llegues al embarazo con un abdomen y suelo pélvico en óptimas condiciones. Y que lo recuperes al cien por ciento después del parto.

Tecnología Winback para el tratamiento de la Diástasis
Tratamiento de la Diástasis con Winback
Ejercicios con cinta elástica para la diástasis abdominal
Ejercicios con cinta elástica para la diástasis abdominal
Ejercicios de equilibrio y cinta elástica para abdominales
Equilibrio y cinta elástica en ejercicio abdominal
Actuación del Winback sobre la zona abdominal
Actuación del Winback sobre la zona abdominal

Qué puede hacer Balanzé para mejorar tu Diástasis Abdominal

En Balanzé te acompañamos en tu proceso de recuperación, aconsejándote y guiándote en todo momento. Contamos con un espacio donde realizamos clases de Hipopresivos y reeducación del suelo pélvico, en las cuales realizamos ejercicios específicos para ello. Además trabajamos la postura, la respiración y la activación muscular con el Método 5P.

Si sospechas de que puedes tener Diástasis te aconsejamos que acudas a un fisioterapeuta especializado que realizará una valoración de tu abdomen y te propondrá un tratamiento específico para tu caso.

Seguimos un plan de tratamiento holístico. Nos encargamos de valorar y recuperar el abdomen, el diafragma, el suelo pélvico, revisamos la postura y lo integramos todo en tus sesiones de recuperación. Contamos con diferentes herramientas que nos van a ayudar a tener éxito en nuestros tratamientos.

  • Fisioterapia y Osteopatía: realizamos técnicas específicas para devolver la funcionalidad a la musculatura y mejorar la movilidad articular. Eliminar tensiones y dolor.
    Gimnasia abdominal hipopresiva: donde realizamos ejercicios posturales y respiratorios, y trabajamos todo el complejo de la musculatura abomino-lumbo-pélvica.
  • Método 5P: es una técnica propioceptiva global que nos permite trabajar el enderezamiento vertebral a través de los ajustes posturales que se realizan en el cuerpo. Y sobre todo conseguir una activación de la musculatura del suelo pélvico.
  • Diatermia: Winback es una corriente de alta frecuencia no invasora que estimula los mecanismos naturales de auto-reparación del cuerpo, favoreciendo la estimulación del colágeno y mejorando la vascularización de los tejidos, acelerando el proceso de recuperación.
  • Ecógrafo: el ecógrafo nos permite medir la separación de la Diástasis y evidenciar la evolución durante el tratamiento.

Todos estos tratamientos y técnicas se utilizan con el fin de mejorar y/o disminuir la Diástasis abdominal y mejorar la salud y calidad de vida de las pacientes. Aunque he de decir que además de todo lo que está en nuestras manos para ayudaros, gran parte del trabajo y garantía del éxito depende de la motivación y el compromiso que adopta la paciente ante el tratamiento.

Espero haber podido resolver y aclarar dudas con respecto a esta patología que es bastante frecuente entre las mujeres en situación post-parto. Pero no por ello debemos de considerarlo normal.

Solo tienes un cuerpo, cuídalo en Balanzé.

Deja tu comentario